Ask Google

Results for me gustan tus ojos lindos translation from Spanish to Quechua

Human contributions

From professional translators, enterprises, web pages and freely available translation repositories.

Add a translation

Spanish

Quechua

Info

Spanish

ojos lindos

Quechua

Last Update: 2020-09-07
Usage Frequency: 1
Quality:

Reference: Anonymous

Spanish

Ojos lindos

Quechua

Last Update: 2020-05-06
Usage Frequency: 1
Quality:

Reference: Anonymous

Spanish

ojos lindos

Quechua

ojos bonitos

Last Update: 2015-10-03
Usage Frequency: 1
Quality:

Reference: Anonymous

Spanish

A mi me gustan las flores

Quechua

Last Update: 2020-05-21
Usage Frequency: 1
Quality:

Reference: Anonymous

Spanish

querida profesora soy María tengo doce años, mi colegio se llama Juan Pablo segundo, vivo en San genaro y me gustan los cuentos infantiles, gracias​

Quechua

Last Update: 2020-06-01
Usage Frequency: 1
Quality:

Reference: Anonymous

Spanish

Lucero, la niña hecha mujer En el pueblo de Ocros, distrito de Huamanga, ubicado en el departamento de Ayacucho, tierra de esbeltas vicuñas y aves que posan dócilmente en la puna, ahí vivía Lucero, junto a su madre. Para Lucero, los días eran difíciles porque su madre la maltrataba y siempre le reprochaba que, a causa de su llegada, su esposo la había dejado. Un día una de sus tías le contó que sus padres, Isabel y Máximo, se querían mucho. Tu papá estaba muy ansioso de tu nacimiento -le dijo, pero él quería que llegue un hijo hombre. Por las tardes le acariciaba la panza a tu mamá y le cantaba: Hijito mío, pronto llegarás Y cuando seas grande, tú me ayudarás Juntos labraremos esta bendita tierra, y cuidaremos de nuestros animalitos. Lucero sonreía cuando su tía le contaba esas historias. A través de ellas, sentía el cariño que le había brindado su padre. Tía, me cuentas, ¿cómo nací? – preguntó Lucero. Y su tía le dijo: Cierta mañana, Isabel iba al corral del pueblo y tu papá le pidió que no vaya, pues ya estaba en días de dar a luz. Pero tu mamá le respondió que no tenga temor, pues ella era una mujer fuerte. Y así tu mamá se fue hacia los jatos, iba cantando cuando a medio camino comenzó con los dolores de parto y como mujer fuerte que era, como somos las mujeres de este pueblo, ahí te trajo al mundo. Ella misma cortó su placenta con una piedra filuda. Y cuando quiso abrigarte con su manta, se dio cuenta que eras una niña. ¡No!, warmicha, no- gritó tu mamá, yo quería mi jari, ahora qué le diré al Máximo- era la preocupación de Isabel. Mejor la dejaré por aquí y diré que nació muerta- fue su pensamiento desesperado. Y así lo hizo, te dejó sobre unas pajas. Y cuando regresaba a su casa se encontró con su suegra, doña Victoria Morales. ¿Qué haces por aquí, Isabelacha? ¿Ya no tienes panza? ¿Ya nació mi nieto? ¿Dónde está? ¿Ya Máximo estará contento?, era una avalancha de preguntas. Tu mamá agachó la cabeza y le dijo: -Ha nacido mujer, por eso la he dejado en el camino, encima de unas pajas. -¿Cómo vas a hacer eso? – le reprochó doña Victoria- ahora mismo vamos a regresar Isabelacha, recoges a tu hija y le vas a dar de mamar, no seas mala madre. Así fue como tu madre Isabel y tu abuela Victoria llegaron hasta tu casa. Pero cuando tu padre te vio y supo que eras una niña en vez del varón que tanto deseaba se molestó mucho. Todos los familiares le calmaron diciéndole que así Dios manda y que hay que aceptar su voluntad. A las pocas semanas te bautizaron y te pusieron de nombre Lucero, porque desde pequeña has tenido unos grandes y hermosos ojos. Pero desde ese tiempo ya tus padres empezaron con los problemas y cuando tú cumpliste los dos años, tu papá se alejó del hogar. Por eso tu madre se quedó con mucha tristeza y rabia contra la vida. Cuando su tía le contaba esta parte de su historia, Lucero sentía que sus ojos se llenaban de lágrimas. Desde pequeña, Lucero, iba a cuidar las ovejas de sus tíos y en pago ellos le daban maíz, leche, queso y otros alimentos que traían de la ciudad, pero Isabel nunca estaba conforme y siempre le echaba la culpa a su hija, por todas las cosas malas que le sucedían. -Mujer, no sirves, no vales nada – le reprochaba Isabel a su hija. Y Lucero apretaba los labios y en silencio lloraba. Lucero siguió creciendo y ya tenía 12 años, se había convertido en una adolescente muy hermosa. Tenía una belleza silvestre y natural, como las esbeltas vicuñitas de su región; más de un jovencito quería conquistar su corazón, pero Lucero no tenía tiempo para esas cosas. Uno de esos días llegó al pueblo un apuesto vecino, era Celedonio, quien había regresado de Lima a celebrar sus veintisiete años junto a sus padres. Celedonio vestía ternos y en su bolsillo llevaba siempre su quena, todas las chicas del barrio suspiraban por él; pero Celedonio había quedado impresionado por la belleza de Lucero. Cuando la veía pasar se acercaba a ella y le cantaba: Ay, Lucerito, con tus ojos bonitos, has conquistado mi corazón. Ay, Lucerito, tú eres la luz que mi vida necesita. Te necesito para ser feliz. Lucero, por su parte, no tenía interés en Celedonio, pero su madre Isabel quería que se junten, pues pensaba que el joven tenía alguna fortuna en Lima. Y fue así, que las madres de Lucero y Celedonio arreglaron para que ellos se casen. Y llegó el día de la boda, todo parecía felicidad, pero a los tres meses de casados, Celedonio y Lucero se separaron. Él decía que ella no sabía comportarse como la señora de la casa y tampoco sabía cocinar. Así fue como Lucero regresó a su casa, junto a su madre. Ella no paraba de gritarle que no servía para nada, ni para contentar a su esposo. Lucero sufría mucho, pero se consolaba pensando: -Mejor estoy en mi casa, junto a mi madre, en lugar de estar junto a un hombre que solo sirve para tomar y chacchar coca. Pero en el fondo, Lucero extrañaba a Celedonio, pues en los meses de convivencia él nunca le había ofendido. Pero la tía que siempre iba a saludarle, llegó una de esas tardes a su casa y le dijo que mejor denuncie a Celedonio, pues aún era menor de edad. Y luego se fue a casa de Celedonio a reclamarle. Cuando Celedonio se enteró que podían denunciarle fue a conversar con su mamá y con Isabel para arreglar las cosas. Ya en casa de Isabel, Celedonio conversó con Lucero y le dijo que le perdone por haberla dejado abandonada, le pidió que regrese con él, porque eran esposos y le prometió que él le enseñaría a cocinar, pues en Lima había aprendido. Lucero aceptó el pedido de Celedonio y le dijo que lo que más le molestaba era que se iba con sus amigos a tomar. También le aseguró que aprendería a cocinar. Y le hizo prometer que le apoyaría para que pueda continuar sus estudios de Secundaria. Entonces, Lucero y Celedonio volvieron a juntarse y luego de unos meses, Celedonio recibió una oferta de trabajo desde Lima, su padrino le había conseguido un trabajo en una ladrillería. Esta fue una gran oportunidad, Lucero continuaría sus estudios en Lima y dejaría atrás los tristes momentos que había vivido en su pueblo. Ahora, ya convertida en adulta, por el matrimonio, se abriría un mejor porvenir.

Quechua

Last Update: 2020-10-18
Usage Frequency: 1
Quality:

Reference: Anonymous

Spanish

Antes de ti la amistad no existía para mí, iba y venía del colegio con mi mama de fondo diciendo que buscara amigos o me quedaría sola. Sentí miedo, pero que había hecho yo una chica de doce años hice algo mal para no tener amigos me lo merecía, hasta que tu llegaste éramos dos polos opuestos. Me hablaste y juramos nuestra amistad con las pulseras esa era nuestro hilo rojo de la amistad. En la orilla del mar, en el puente, en la cafetería, en el divorcio de mis padres, en el rincón del salón, en mis llantos tú estabas allí. Por qué Tu Solo tú y tu, puede que nadie entienda nuestra amistad pero solo me bastaba con que tú me entiendas y yo a ti Por qué Tu Hasta que entraste aquel hospital y tus ojos no se abrieron más, tu sonrisa se apagó toda la habitación estaba oscura. En ese momento me di cuenta a que tu pulsera ya no estaba, Nuestro hilo se había roto y esta vez era por y para siempre Alee al igual que tus recuerdos en mi cabeza.

Quechua

Last Update: 2020-09-16
Usage Frequency: 1
Quality:

Reference: Anonymous

Spanish

Esos tus ojitos Lindos hechiceros Mira se parecen dos luceros (2x) Mira se parecen dos luceros Esos tus ojitos hechiceros (2x) Esos tus ojitos Lindos hechiceros Mira se parecen dos luceros (2x) Mira se parecen dos luceros Esos tus ojitos hechiceros (2x) Cuando me miran Siento de verdad Tus ojos hechiceros La felicidad La luz de tus ojos Lagrimas que eran Lindas rosas que florecerán (2x)

Quechua

Last Update: 2020-08-14
Usage Frequency: 1
Quality:

Reference: Anonymous

Spanish

Mi hermoso pueblo de gente amable y un clima hermoso Mi pueblo es muy bonito y silencioso, es verdoso y colorido. Puedes jugar con los amigos sin ningún problema en las plazas y parques, hay gente joven y casi todos se conocen. Es un lugar rural y montañoso, algunas zonas son modernas. Hay sitios para visitar como: el museo y la casa de la cultura. Hay un equipo de fútbol. Hay un paseo para andar por el pueblo y pasa por el centro médico. El centro médico es grande el y asisten muchas personas para curarse También hay una piscina comunitaria que se habré en verano para los del pueblo, van niños y niñas con sus papá y mamá Hay un médico pediatra se llama doctor José. Hay varias tiendas para comprar comida hay tres: el mercado, el día y el consumo. Hay tres tiendas de amigos que se va a comprar productos como adornos más básicos. El clima es hermoso ni hace frío ni hace calor casi nunca llueve, pero cuando llueve, llueve mucho. La fiesta patronal es el 30 de agosto, está bien para salir con los amigos, pero lo que pasa es que no hay atracciones muy divertidas. Otra cosa que no me gusta es que no hay cine para poder ver una película con la familia y otra es que no hay muy buen ambiente. Mi casa está al lado de una montaña a la que escalo sin poder llegar más lejos de lo que llegué el día anterior. Y en las estaciones de otoño e invierno cuando estás durmiendo se oye un viento que mueve con fuerza las ramas de los árboles golpeando mi ventana para despertarme. Las tres cosas que más me gustan son: que hay gente buena, hay plazas deportivas y que siempre hace buen tiempo y el estar cerca de la naturaleza con su paisaje y las plantas verdes que crecen al lado de los ríos, sentirse libre. En resumen, mi pueblo es maravilloso. La casa de mi padre es muy grande. Tiene un jardín inmenso, tenemos un perro, es grande y se llama Simón y tiene un año. ¡Me encanta esta casa!

Quechua

Last Update: 2020-06-21
Usage Frequency: 1
Quality:

Reference: Anonymous

Spanish

La Salve Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Quechua

Last Update: 2020-06-13
Usage Frequency: 1
Quality:

Reference: Anonymous

Get a better translation with
4,401,923,520 human contributions

Users are now asking for help:



We use cookies to enhance your experience. By continuing to visit this site you agree to our use of cookies. Learn more. OK