Pergunte ao Google

Você procurou por: frio (Espanhol - Quechua)

Contribuições humanas

A partir de tradutores profissionais, empresas, páginas da web e repositórios de traduções disponíveis gratuitamente

Adicionar uma tradução

Espanhol

Quechua

Informações

Espanhol

frio

Quechua

achachi

Última atualização: 2020-04-28
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

Frio

Quechua

Última atualização: 2020-06-26
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

Frio

Quechua

Frio

Última atualização: 2013-04-15
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

Que frio

Quechua

Última atualização: 2020-10-10
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

que frio

Quechua

alalao

Última atualização: 2017-01-25
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

qué frio!

Quechua

alalaw

Última atualização: 2019-12-09
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

¡Que frio!

Quechua

achachai

Última atualização: 2014-10-17
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

Tengo frio

Quechua

Última atualização: 2020-06-09
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

Hace mucho frio

Quechua

Última atualização: 2020-06-24
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

hace mucho frio

Quechua

Última atualização: 2020-06-19
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

en enero hace frio

Quechua

Última atualização: 2020-06-25
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

En enero hace frio

Quechua

en enero hace frio

Última atualização: 2020-04-30
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

En enero hace frio

Quechua

Última atualização: 2020-04-30
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

Qué frio, hace mucho frío.

Quechua

Alalaw

Última atualização: 2019-12-09
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

En Diciembre hace mucho frio

Quechua

Última atualização: 2020-11-17
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

abrigate de noche que hace frio

Quechua

Última atualização: 2020-05-09
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

En un lugar no muy lejano cuyo nombre no puedo acordarme por las montañas donde solo el cóndor llegaba y donde hacía mucho frio, vivían los números que todos conocemos: el 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9. Ellos caminaban solos y estaban contentos porque todos tenían su nombre. Un día el número 1 se puso a llorar: - ¿Por qué lloras? - Le preguntaron el resto de los números. -Porque tenemos nombre, pero no tenemos apellido. -Es verdad- dijeron todos a la vez. - ¡Nos falta el apellido!, ¡nos falta el apellido! Los números caminaban, caminaban solos por aquel lugar donde hacía mucho frio pensando y pensando ¿cómo solucionarlo? Hasta que de pronto, el número uno dijo: -Eh, eh, ya se cual será mi apellido, me llamaré “una unidad”. Entonces el 0 dijo: -Pues yo me llamaré ”cero unidades” Entonces saltó el 2 y dijo yo “dos unidades” y así siguió el tres unidades, cuatro unidades, cinco unidades, seis unidades, siete unidades, ocho unidades y nueve unidades. Se dieron cuenta que todos eran de la misma familia y que todos tenían que tener el mismo apellido. Pasó un tiempo y aquellos números que eran unidades se sentían muy felices en su tierra donde hacía mucho frio. Un día a la una unidad (que era el número 1) se le ocurrió que, si se juntaba con el “cero unidades” para jugar y caminar juntos podía ser muy divertido, así formaron otro número que ya sabes se llamó 10. Como le gustó mucho, paso el tiempo y:se unió con otro 1 que estaba solo, para formar el 11, después lo hizo con el 2 y formó el 12 y más tarde formaron el 13, el 14, el 15, el 16, el 17, el 18, el 19.y descubrieron que era muy divertido hacer las cosas de dos en dos. Pero como siempre le pasaba al número 1, un día se puso triste y dijo que el 10 no tenía apellido. Así que todos los números se pusieron a pensar y pensar, hasta que al mismo 10 se dio cuenta y llamó a los otros: - Ya lo tengo. Si yo me llamo diez y soy diez cosas, me llamaré “decena” Bien-dijeron los otros, pero entonces ¿Nos quitamos el apellido unidades cuando estemos juntos? - Noooooooooooooooooooooooo. El 10 dijo: -No. Yo, por ejemplo, seré una decena y 0 unidades Y ¿yo? -dijo el número 11 - ¿Cómo me llamaré yo entonces? -Muy fácil- explicó el número 10- tú serás una decena y una unidad - Y ¿Yo? - dijo el 12 que sabía que siempre iba detrás del 11 - Tú serás una decena y dos unidades Ya sé -dijo el 13- entonces yo seré una decena y tres unidades. -Es muy fácil- dijo el 14-yo una decena y cuatro unidades -Sí, sí, -dijo el quince- siempre que esté el uno va a ser una decena, porque hay diez cosas juntas y luego, cinco, seis, siete, ocho o nueve unidades. ¡Bien! ¡bien! gritaron todos, porque lo habían entendido. Y desde entonces en aquel lugar por las montañas más altas donde hacía frío hizo más calor, porque los números habían crecido. las unidades ya sabían Cómo convertirse en decenas. Y colorín colorado este cuento ha terminado En un lugar no muy lejano cuyo nombre no puedo acordarme por las montañas donde solo el cóndor llegaba y donde hacía mucho frio, vivían los números que todos conocemos: el 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9. Ellos caminaban solos y estaban contentos porque todos tenían su nombre. Un día el número 1 se puso a llorar: - ¿Por qué lloras? - Le preguntaron el resto de los números. -Porque tenemos nombre, pero no tenemos apellido. -Es verdad- dijeron todos a la vez. - ¡Nos falta el apellido!, ¡nos falta el apellido! Los números caminaban, caminaban solos por aquel lugar donde hacía mucho frio pensando y pensando ¿cómo solucionarlo? Hasta que de pronto, el número uno dijo: -Eh, eh, ya se cual será mi apellido, me llamaré “una unidad”. Entonces el 0 dijo: -Pues yo me llamaré ”cero unidades” Entonces saltó el 2 y dijo yo “dos unidades” y así siguió el tres unidades, cuatro unidades, cinco unidades, seis unidades, siete unidades, ocho unidades y nueve unidades. Se dieron cuenta que todos eran de la misma familia y que todos tenían que tener el mismo apellido. Pasó un tiempo y aquellos números que eran unidades se sentían muy felices en su tierra donde hacía mucho frio. Un día a la una unidad (que era el número 1) se le ocurrió que, si se juntaba con el “cero unidades” para jugar y caminar juntos podía ser muy divertido, así formaron otro número que ya sabes se llamó 10. Como le gustó mucho, paso el tiempo y:se unió con otro 1 que estaba solo, para formar el 11, después lo hizo con el 2 y formó el 12 y más tarde formaron el 13, el 14, el 15, el 16, el 17, el 18, el 19.y descubrieron que era muy divertido hacer las cosas de dos en dos. Pero como siempre le pasaba al número 1, un día se puso triste y dijo que el 10 no tenía apellido. Así que todos los números se pusieron a pensar y pensar, hasta que al mismo 10 se dio cuenta y llamó a los otros: - Ya lo tengo. Si yo me llamo diez y soy diez cosas, me llamaré “decena” Bien-dijeron los otros, pero entonces ¿Nos quitamos el apellido unidades cuando estemos juntos? - Noooooooooooooooooooooooo. El 10 dijo: -No. Yo, por ejemplo, seré una decena y 0 unidades Y ¿yo? -dijo el número 11 - ¿Cómo me llamaré yo entonces? -Muy fácil- explicó el número 10- tú serás una decena y una unidad - Y ¿Yo? - dijo el 12 que sabía que siempre iba detrás del 11 - Tú serás una decena y dos unidades Ya sé -dijo el 13- entonces yo seré una decena y tres unidades. -Es muy fácil- dijo el 14-yo una decena y cuatro unidades -Sí, sí, -dijo el quince- siempre que esté el uno va a ser una decena, porque hay diez cosas juntas y luego, cinco, seis, siete, ocho o nueve unidades. ¡Bien! ¡bien! gritaron todos, porque lo habían entendido. Y desde entonces en aquel lugar por las montañas más altas donde hacía frío hizo más calor, porque los números habían crecido. las unidades ya sabían Cómo convertirse en decenas. Y colorín colorado este cuento ha terminado Las unidades que llegaron a ser decenas En un lugar no muy lejano cuyo nombre no puedo acordarme por las montañas donde solo el cóndor llegaba y donde hacía mucho frio, vivían los números que todos conocemos: el 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9. Ellos caminaban solos y estaban contentos porque todos tenían su nombre. Un día el número 1 se puso a llorar: - ¿Por qué lloras? - Le preguntaron el resto de los números. -Porque tenemos nombre, pero no tenemos apellido. -Es verdad- dijeron todos a la vez. - ¡Nos falta el apellido!, ¡nos falta el apellido! Los números caminaban, caminaban solos por aquel lugar donde hacía mucho frio pensando y pensando ¿cómo solucionarlo? Hasta que de pronto, el número uno dijo: -Eh, eh, ya se cual será mi apellido, me llamaré “una unidad”. Entonces el 0 dijo: -Pues yo me llamaré ”cero unidades” Entonces saltó el 2 y dijo yo “dos unidades” y así siguió el tres unidades, cuatro unidades, cinco unidades, seis unidades, siete unidades, ocho unidades y nueve unidades. Se dieron cuenta que todos eran de la misma familia y que todos tenían que tener el mismo apellido. Pasó un tiempo y aquellos números que eran unidades se sentían muy felices en su tierra donde hacía mucho frio. Un día a la una unidad (que era el número 1) se le ocurrió que, si se juntaba con el “cero unidades” para jugar y caminar juntos podía ser muy divertido, así formaron otro número que ya sabes se llamó 10. Como le gustó mucho, paso el tiempo y:se unió con otro 1 que estaba solo, para formar el 11, después lo hizo con el 2 y formó el 12 y más tarde formaron el 13, el 14, el 15, el 16, el 17, el 18, el 19.y descubrieron que era muy divertido hacer las cosas de dos en dos. Pero como siempre le pasaba al número 1, un día se puso triste y dijo que el 10 no tenía apellido. Así que todos los números se pusieron a pensar y pensar, hasta que al mismo 10 se dio cuenta y llamó a los otros: - Ya lo tengo. Si yo me llamo diez y soy diez cosas, me llamaré “decena” Bien-dijeron los otros, pero entonces ¿Nos quitamos el apellido unidades cuando estemos juntos? - Noooooooooooooooooooooooo. El 10 dijo: -No. Yo, por ejemplo, seré una decena y 0 unidades Y ¿yo? -dijo el número 11 - ¿Cómo me llamaré yo entonces? -Muy fácil- explicó el número 10- tú serás una decena y una unidad - Y ¿Yo? - dijo el 12 que sabía que siempre iba detrás del 11 - Tú serás una decena y dos unidades Ya sé -dijo el 13- entonces yo seré una decena y tres unidades. -Es muy fácil- dijo el 14-yo una decena y cuatro unidades -Sí, sí, -dijo el quince- siempre que esté el uno va a ser una decena, porque hay diez cosas juntas y luego, cinco, seis, siete, ocho o nueve unidades. ¡Bien! ¡bien! gritaron todos, porque lo habían entendido. Y desde entonces en aquel lugar por las montañas más altas donde hacía frío hizo más calor, porque los números habían crecido. las unidades ya sabían Cómo convertirse en decenas. Y colorín colorado este cuento ha terminado

Quechua

Última atualização: 2020-11-06
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

Los pollitos dicen pio pio pio cuando tienen hambre y cuando tienen frio la gallina busca el maíz y el trigo les da la comida y les presta abrigo bajos sus dos alas acurrucaditos hasta el otro día duermen los pollitos los pollitos dicen pio pio pio cundo tienen hambre y cuando tienen frio la gallina busca el maíz y el trigo les da la comida y les presta abrigo bajos sus dos alas acurrucaditos hasta el otro día duermen los pollitos LOS POLLITOS DICEN letra MAZAPÁN fuente: musica.com disquito - musica.com Puntuar Los pollitos dicen ¿Qué te parece esta canción? 3,57 93 votos * Agradecemos a j@vi por haber añadido la letra 'Los pollitos dicen' de Mazapán. Apoyar a Mazapán TOP lyrics de Mazapán Más Mazapán + Añadir Letra Letras y Música Más Música Vídeos Virales de MúsicaVídeos Virales Los vídeos de música más compartidos de Internet Letra del día Es, mejor perderse que nunca embarcar Mejor tentarse a dejar de intentar Aunque ya ves, que no es tan fácil empezar 'Color Esperanza', Diego Torres Artículos de MúsicaArtículos de Música Chistes de música, frases, beneficios de la música... Puntuar ArtistasPuntuar Artistas Puntúa a diferentes cantantes y grupos para establecer sus índices de popularidad Juegos de MúsicaJuegos de Música Trivial de música y juegos de fotos distorsionadas y borrosas de artistas Votaciones ArtistasVotaciones Artistas Elige al artista que más te guste para determinar quién es el mejor de todos TOP Socios/asTOP Socios/as Clasificación de los socios y socias que más colaboran en la página Saludos de cantantes y gruposSaludos de Artistas Más de 100 artistas recomiendan musica.com: A. Sanz, Bon Jovi, Camila... Preguntas sobre tus gustos musicalesPreguntas de Música ¿A qué artista te gustaría conocer? ¿En qué década se hizo la mejor música?... © 2020 MUSICA.COM Ayuda | Contacto | Política de Privacidad y Cookies Las letras disponibles tienen propósitos meramente educativos Más Ocio

Quechua

Última atualização: 2020-10-28
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

os pollitos dicen' los pollitos dicen pio pio pio cuando tienen hambre y cuando tienen frio la gallina busca el maíz y el trigo les da la comida y les presta abrigo bajos sus dos alas acurrucaditos hasta el otro día duermen los pollitos los pollitos dicen pio pio pio cundo tienen hambre y cuando tienen frio la gallina busca el maíz y el trigo les da la comida y les presta abrigo bajos sus dos alas acurrucaditos hasta el otro día duermen los pollitos

Quechua

Última atualização: 2020-10-02
Frequência de uso: 2
Qualidade:

Referência: Anônimo

Espanhol

Siempre se levanta con los primeros rayos del sol, toma su periódico y entreabre su puerta hacia la calle y comienza a leer la noticia del día. Preocupado, observa de reojo a la gente pasar, a sus setenta años aun sonríe cuando ve a una pareja caminar de la mano. Día a día, vive su jubilación añorada, pero la tristeza invade su buen corazón, ahora está solo, esperando a su hijo que casi nunca ve. Algunas noches le asustaban, esa era una de ellas. Aunque no le temía a la muerte, le aterraba la soledad. Se refugió en sus recuerdos porque es lo único que lo hace feliz. Una noche estaba ansioso, no podía dormir. Se levantó de su cama y miro por la ventana. La calle estaba deshabitada. Está haciendo frio - pensó. Sintió una presencia a su espalda, pensó en la muerte. Recordó el día que volvió al pueblo. No le quedaba nada en la ciudad. Escucho a lo lejos su nombre, cerro los ojos y empezó a temblar. Nunca antes sintió tanto miedo. Pensó en María, su esposa, ¿será ella que vino por mí? se preguntaba. No quiso voltear. El frio era más intenso, sintió congeladas las manos y no podía dar un paso. De pronto sintió la voz más cerca. Desperado abrió los ojos, aún estaba en su cama. Reconoció la voz de su vecina que lo llamaba con angustia – Estas bien Alberto – Si dijo empapado de sudor. Todo fue un sueño o más bien una pesadilla. Se levantó de aquella cama agradecido por un día más de vida.

Quechua

Última atualização: 2020-07-21
Frequência de uso: 1
Qualidade:

Referência: Anônimo

Consiga uma tradução melhor através
4,401,923,520 de colaborações humanas

Usuários estão solicitando auxílio neste momento:



Utilizamos cookies para aprimorar sua experiência. Se avançar no acesso a este site, você estará concordando com o uso dos nossos cookies. Saiba mais. OK