Fråga Google

You searched for: como se dice curso (Spanska - Quechua)

Mänskliga bidrag

Från professionella översättare, företag, webbsidor och fritt tillgängliga översättningsdatabaser.

Lägg till en översättning

Spanska

Quechua

Info

Spanska

como se dice hola en kichwa

Quechua

hola

Senast uppdaterad: 2017-10-30
Användningsfrekvens: 2
Kvalitet:

Referens: Anonym

Spanska

Cómo se dice vaca en kichwa

Quechua

Kichwa

Senast uppdaterad: 2020-06-07
Användningsfrekvens: 2
Kvalitet:

Referens: Anonym

Spanska

Hola primos hermanos como están malamañas como se han portado en esta cuarentena que nomas están pensando

Quechua

Senast uppdaterad: 2020-06-28
Användningsfrekvens: 2
Kvalitet:

Referens: Anonym

Spanska

Incluso el charangay ya aprendió ahora no pregunta si hay o no hay jogo bonito se dice nos vemos en la cancha y lleguen temprano

Quechua

Senast uppdaterad: 2020-10-17
Användningsfrekvens: 1
Kvalitet:

Referens: Anonym

Spanska

Altar Altar del incienso. El altar del incienso (también llamado “altar de oro” [Éx 39:38]) estaba igualmente hecho de madera de acacia, pero “su superficie superior y sus lados” estaban revestidos de oro. Alrededor de la parte superior había un borde de oro. El altar medía 44,5 cm. de lado y 89 cm. de alto, y también tenía “cuernos” que salían de las cuatro esquinas superiores. Debajo del borde de oro, y en dos costados opuestos, había dos anillos de oro para insertar los varales de madera de acacia recubiertos de oro que se usaban para transportar el altar (Éx 30:1-5; 37:25-28). En este altar se quemaba un incienso especial dos veces al día, por la mañana y al atardecer (Éx 30:7-9, 34-38). En otras partes se menciona el uso de un incensario o un braserillo para quemar incienso, que también se empleaba en conexión con el altar del incienso (Le 16:12, 13; Heb 9:4; Rev 8:5; compárese con 2Cr 26:16, 19). El altar del incienso estaba colocado dentro del tabernáculo, justo delante de la cortina del Santísimo, por lo que se dice que estaba “delante del arca del testimonio” (Éx 30:1, 6; 40:5, 26, 27). Incienso El incienso sagrado prescrito para usarse en el tabernáculo del desierto se componía de materiales costosos contribuidos por la congregación (Éx 25:1, 2, 6; 35:4, 5, 8, 27-29). Cuando Jehová le dio a Moisés la fórmula divina para esta mezcla de cuatro componentes, le dijo: “Tómate perfumes: gotas de estacte y uña olorosa y gálbano perfumado y olíbano puro. Debe haber la misma porción de cada uno. Y tienes que hacer de ello un incienso, una mezcla de especias, obra de ungüentario, sazonado con sal, puro, cosa santa. Y tienes que machacar parte de él hasta convertirlo en polvo fino y tienes que poner parte de él delante del Testimonio en la tienda de reunión, donde me presentaré a ti. Debe serles santísimo”. Luego, para grabar en ellos la exclusividad y santidad del incienso, Jehová añadió: “Cualquiera que haga uno semejante a él para disfrutar de su olor tiene que ser cortado de su pueblo” (Éx 30:34-38; 37:29). Altar Altares del tabernáculo. De acuerdo con el diseño divino, se construyeron para el tabernáculo dos altares: el altar de la ofrenda quemada (también llamado “altar de cobre” [Éx 39:39]) y el altar del incienso. El primero, que tenía forma de un cajón hueco, estaba hecho de madera de acacia, y al parecer carecía de tapa y de fondo. Medía 2,2 m. de lado y 1,3 m. de alto, y de las cuatro esquinas superiores salían “cuernos”. Estaba revestido de cobre en su totalidad. Asimismo, tenía un enrejado o rejilla de cobre debajo del canto del altar, “por dentro” y “hacia el centro”. En sus cuatro extremidades, “cerca del enrejado”, había cuatro anillos, y parece que por ellos se pasaban los dos varales de madera de acacia revestidos de cobre que se usaban para transportar el altar. De esta descripción se desprende que quizás se había hecho una ranura en dos de los lados del altar para poder insertar una rejilla plana, y que los anillos sobresalían por ambos lados. No obstante, las opiniones de los eruditos en la materia varían de forma considerable. Muchos creen que había dos juegos de anillos y que los del segundo juego, por los que se insertaban los varales para transportar el altar, estaban adosados directamente a su parte exterior. Algunos de los utensilios de cobre del altar eran los recipientes y las palas para la ceniza, los tazones para recoger la sangre de los animales, los tenedores para manipular la carne y los braserillos (Éx 27:1-8; 38:1-7, 30; Nú 4:14).

Quechua

Altar Altar del incienso. El altar del incienso (también llamado “altar de oro” [Éx 39:38]) estaba igualmente hecho de madera de acacia, pero “su superficie superior y sus lados” estaban revestidos de oro. Alrededor de la parte superior había un borde de oro. El altar medía 44,5 cm. de lado y 89 cm. de alto, y también tenía “cuernos” que salían de las cuatro esquinas superiores. Debajo del borde de oro, y en dos costados opuestos, había dos anillos de oro para insertar los varales de madera de acacia recubiertos de oro que se usaban para transportar el altar (Éx 30:1-5; 37:25-28). En este altar se quemaba un incienso especial dos veces al día, por la mañana y al atardecer (Éx 30:7-9, 34-38). En otras partes se menciona el uso de un incensario o un braserillo para quemar incienso, que también se empleaba en conexión con el altar del incienso (Le 16:12, 13; Heb 9:4; Rev 8:5; compárese con 2Cr 26:16, 19). El altar del incienso estaba colocado dentro del tabernáculo, justo delante de la cortina del Santísimo, por lo que se dice que estaba “delante del arca del testimonio” (Éx 30:1, 6; 40:5, 26, 27). Incienso El incienso sagrado prescrito para usarse en el tabernáculo del desierto se componía de materiales costosos contribuidos por la congregación (Éx 25:1, 2, 6; 35:4, 5, 8, 27-29). Cuando Jehová le dio a Moisés la fórmula divina para esta mezcla de cuatro componentes, le dijo: “Tómate perfumes: gotas de estacte y uña olorosa y gálbano perfumado y olíbano puro. Debe haber la misma porción de cada uno. Y tienes que hacer de ello un incienso, una mezcla de especias, obra de ungüentario, sazonado con sal, puro, cosa santa. Y tienes que machacar parte de él hasta convertirlo en polvo fino y tienes que poner parte de él delante del Testimonio en la tienda de reunión, donde me presentaré a ti. Debe serles santísimo”. Luego, para grabar en ellos la exclusividad y santidad del incienso, Jehová añadió: “Cualquiera que haga uno semejante a él para disfrutar de su olor tiene que ser cortado de su pueblo” (Éx 30:34-38; 37:29). Altar Altares del tabernáculo. De acuerdo con el diseño divino, se construyeron para el tabernáculo dos altares: el altar de la ofrenda quemada (también llamado “altar de cobre” [Éx 39:39]) y el altar del incienso. El primero, que tenía forma de un cajón hueco, estaba hecho de madera de acacia, y al parecer carecía de tapa y de fondo. Medía 2,2 m. de lado y 1,3 m. de alto, y de las cuatro esquinas superiores salían “cuernos”. Estaba revestido de cobre en su totalidad. Asimismo, tenía un enrejado o rejilla de cobre debajo del canto del altar, “por dentro” y “hacia el centro”. En sus cuatro extremidades, “cerca del enrejado”, había cuatro anillos, y parece que por ellos se pasaban los dos varales de madera de acacia revestidos de cobre que se usaban para transportar el altar. De esta descripción se desprende que quizás se había hecho una ranura en dos de los lados del altar para poder insertar una rejilla plana, y que los anillos sobresalían por ambos lados. No obstante, las opiniones de los eruditos en la materia varían de forma considerable. Muchos creen que había dos juegos de anillos y que los del segundo juego, por los que se insertaban los varales para transportar el altar, estaban adosados directamente a su parte exterior. Algunos de los utensilios de cobre del altar eran los recipientes y las palas para la ceniza, los tazones para recoger la sangre de los animales, los tenedores para manipular la carne y los braserillos (Éx 27:1-8; 38:1-7, 30; Nú 4:14).

Senast uppdaterad: 2020-10-23
Användningsfrekvens: 1
Kvalitet:

Referens: Anonym

Spanska

Altar Altar del incienso. El altar del incienso (también llamado “altar de oro” [Éx 39:38]) estaba igualmente hecho de madera de acacia, pero “su superficie superior y sus lados” estaban revestidos de oro. Alrededor de la parte superior había un borde de oro. El altar medía 44,5 cm. de lado y 89 cm. de alto, y también tenía “cuernos” que salían de las cuatro esquinas superiores. Debajo del borde de oro, y en dos costados opuestos, había dos anillos de oro para insertar los varales de madera de acacia recubiertos de oro que se usaban para transportar el altar (Éx 30:1-5; 37:25-28). En este altar se quemaba un incienso especial dos veces al día, por la mañana y al atardecer (Éx 30:7-9, 34-38). En otras partes se menciona el uso de un incensario o un braserillo para quemar incienso, que también se empleaba en conexión con el altar del incienso (Le 16:12, 13; Heb 9:4; Rev 8:5; compárese con 2Cr 26:16, 19). El altar del incienso estaba colocado dentro del tabernáculo, justo delante de la cortina del Santísimo, por lo que se dice que estaba “delante del arca del testimonio” (Éx 30:1, 6; 40:5, 26, 27). Incienso El incienso sagrado prescrito para usarse en el tabernáculo del desierto se componía de materiales costosos contribuidos por la congregación (Éx 25:1, 2, 6; 35:4, 5, 8, 27-29). Cuando Jehová le dio a Moisés la fórmula divina para esta mezcla de cuatro componentes, le dijo: “Tómate perfumes: gotas de estacte y uña olorosa y gálbano perfumado y olíbano puro. Debe haber la misma porción de cada uno. Y tienes que hacer de ello un incienso, una mezcla de especias, obra de ungüentario, sazonado con sal, puro, cosa santa. Y tienes que machacar parte de él hasta convertirlo en polvo fino y tienes que poner parte de él delante del Testimonio en la tienda de reunión, donde me presentaré a ti. Debe serles santísimo”. Luego, para grabar en ellos la exclusividad y santidad del incienso, Jehová añadió: “Cualquiera que haga uno semejante a él para disfrutar de su olor tiene que ser cortado de su pueblo” (Éx 30:34-38; 37:29). Altar Altares del tabernáculo. De acuerdo con el diseño divino, se construyeron para el tabernáculo dos altares: el altar de la ofrenda quemada (también llamado “altar de cobre” [Éx 39:39]) y el altar del incienso. El primero, que tenía forma de un cajón hueco, estaba hecho de madera de acacia, y al parecer carecía de tapa y de fondo. Medía 2,2 m. de lado y 1,3 m. de alto, y de las cuatro esquinas superiores salían “cuernos”. Estaba revestido de cobre en su totalidad. Asimismo, tenía un enrejado o rejilla de cobre debajo del canto del altar, “por dentro” y “hacia el centro”. En sus cuatro extremidades, “cerca del enrejado”, había cuatro anillos, y parece que por ellos se pasaban los dos varales de madera de acacia revestidos de cobre que se usaban para transportar el altar. De esta descripción se desprende que quizás se había hecho una ranura en dos de los lados del altar para poder insertar una rejilla plana, y que los anillos sobresalían por ambos lados. No obstante, las opiniones de los eruditos en la materia varían de forma considerable. Muchos creen que había dos juegos de anillos y que los del segundo juego, por los que se insertaban los varales para transportar el altar, estaban adosados directamente a su parte exterior. Algunos de los utensilios de cobre del altar eran los recipientes y las palas para la ceniza, los tazones para recoger la sangre de los animales, los tenedores para manipular la carne y los braserillos (Éx 27:1-8; 38:1-7, 30; Nú 4:14).

Quechua

Senast uppdaterad: 2020-10-22
Användningsfrekvens: 1
Kvalitet:

Referens: Anonym

Spanska

En la presente investigación se formuló el siguiente problema: ¿El uso de los títeres influenciaría en la expresión oral de los pre-escolares de la institución educativa inicial n°432-85/mxp arizona, vinchos, ayacucho? Por ende, tuvimos que plantear el siguiente objetivo: Descubrir y desarrollar todas los posibles efectos del uso de los títeres influencia en la expresión oral de los pre-escolares de la institución educativa inicial n°432-85/mxp arizona, vinchos, ayacucho. La hipótesis de esta obra de invstigación fue lo siguiente: el uso de los títeres influencia favorablemente en la expresión oral de los pre-escolares de la institución educativa inicial n°432-85/mxp arizona, vinchos, ayacucho. Dicha empresa suscitó en nosotras la necesidad de aplicar de forma precisa el método científico; expresado, como se verá, de una forma deductiva. De la elección intencional de 20 niños de 5 años de la Institución Educativa Inicial N°432-85/MxP Arizona, Vinchos, Ayacucho, siguió un examen pre-experimental GE O1X O2; donde: GE conforma el Grupo de sujetos; O1, la medición pre-experimental de la variable dependiente (pre test); y, X el plan de intervención; junto con O2, la medición post-experimental de la variable dependiente (pos-test). En conclusión, la Tesis del presente trabajo de investigación sustenta que el aprovechamiento de los recursos pedagógicos del titeretismo conseguiría la rápida mejora de la expresión oral de los pre-escolares de la institución educativa inicial n°432-85/mxp arizona, vinchos, ayacucho; a la vez que se optimizaría sorprendentemente las horas de clase en sus aulas.

Quechua

Senast uppdaterad: 2020-08-10
Användningsfrekvens: 2
Kvalitet:

Referens: Anonym

Få en bättre översättning med
4,401,923,520 mänskliga bidrag

Användare ber nu om hjälp:



Vi använder cookies för att förbättra din upplevelse. Genom att fortsätta besöka den här webbplatsen godkänner du vår användning av cookies. Läs mer. OK