Спросить у Google

Вы искали: no le jodas a ella (Кечуа - Испанский)

Переводы пользователей

Добавлены профессиональными переводчиками и компаниями и на основе веб-страниц и открытых баз переводов.

Добавить перевод

Кечуа

Испанский

Информация

Кечуа

No le voy a enviar mas fotos

Испанский

Последнее обновление: 2020-07-21
Частота использования: 1
Качество:

Источник: Анонимно

Кечуа

Señores señoras ya llegaron los tamales los tamales al vapor y con carne y su chilito güero Los invito a aprobar este delicioso plato tradicional extranjero seguro que no se arrepentiran 5 soles si se lleva leva 3 regalamos uno hija y su hija se está molestando le compra el este y se dará cuenta que no le molestara en un mes así de simple señores

Испанский

Последнее обновление: 2020-09-26
Частота использования: 1
Качество:

Источник: Анонимно

Кечуа

porque la naturaleza es nuestra casa donde habitamos y quien nos provee la alimentación y gracias a ella vivimos teniendo la conciencia de que otra como la que tenemos no hay es única para el ser humano y comunicarnos con ella es fundamental porque de esa manera valoramos y cuidamos de ella para las nuevas generaciones que vienen.

Испанский

porque la naturaleza es nuestra casa donde habitamos y quien nos provee la alimentación y gracias a ella vivimos teniendo la conciencia de que otra como la que tenemos no hay es única para el ser humano y comunicarnos con ella es fundamental porque de esa manera valoramos y cuidamos de ella para las nuevas generaciones que vienen.

Последнее обновление: 2020-06-30
Частота использования: 1
Качество:

Источник: Анонимно

Кечуа

El viajero lampeño. Había una vez un abuelo llamado. Vicente Cari, que vivió en la comunidad ceja Miraflores, perteneciente a nuestra provincia de Lampa, en aquellos tiempos no existía medios de transporte, por lo que las persona se trasladaban largas distancia como a otros departamentos, que para llegar a su destino demoraban semanas y meses , por lo que viajaban solo a pie con sus llamas llevando cargas de productos tales como el charqui,el chuño, la quinua, la cañihua y entre otros, para su intercambio de otros productos, como el maíz y las frutas, , a lo que ellos llamaban (el trueque). Don Vicente en ese entonces tenía la necesidad de hacer un largo viaje por lo que busco viajeros a ls ciudad del Cusco, en que a algunos pobladores de la comunidad y del pueblo de Lampa les preguntaba, que si alguien viajaría hacia cusco, para poder acompañar, para su suerte no había nadie quien viajara a dicho lugar en ese entonces, y al pasar las horas no puedo encontrar a nadie. Por lo que don Vicente Cari, se dijo así mismo ¡iré con mi hija menor Jesusa! Para que me haga compañía en todo el trayecto y de paso me ayudara a arrear las llamas, para entonces la hija menor solo tenía tan solamente 7 añitos, fue a su casa y le dijo a su esposa sobre su plan del viaje y compañía, su esposa le contesto con cierta tristeza que tuviera mucho cuidado en el trayecto del viaje. Don Vicente, lo tuvo en cuenta y se alisto, y su esposa le preparó su fiambre “cañihuaco” cigarro, coca, alcohol y su látigo, así mismo peino y espejo porque se decía que en esos tiempos siempre los viajeros encontraban con sorpresas nada deseables, sin más escuchar otras cosas a su esposa se marcharon camino al Cusco con su hija menor Jesusa, llevando consigo varias llamas cada uno de estos animales llevaban en su lomo carga de productos para su intercambio. En el trayecto de lampa a Cusco caminaban tranquilos y a medio camino se encontraban con personas, y se hacían compañía hacia Cusco,. Al llegar a los pies del cerro Ausangate, don Vicente no se preocupó porque estaba con otro viajero más, ya que este cerro tiene cierta fama de que existe los llamados “condenados” personas que se condenaron después de muertos, y que viven en este cerro estaos condenados, don Vicente saco su cigarro y fumo, tomo su alcohol y siguió su ruta, por lo que sus acompañantes también hicieron lo mismo. Muchas veces su hija menor de don Vicente se quedaba dormida en el trayecto, cargándola en su atado en el hombro don Vicente, ya que el viaje era días y noches don Vicente y los demás viajeros se quedaban a dormir todos juntos con sus animales pasando las noches sin novedad. Don Vicente era una persona muy bueno y amable, por lo que llegaron tranquilos a la Ciudad del Cusco siempre con su hija menor Jesusa. La niña por naturaleza inquieta por ver otras personas de otros lugares y las casas aun un rústicos en su construcción, Jesusa le parecía sorprenderse de la ciudad del Cusco. Y así se separaron de los demás acompañantes, cada uno por su lado. Don Vicente y su hijita empezaron a amarrar a las llamas en una esquina de la plaza del Cusco, para que no se pierdan, descargando los productos que habían traído desde lampa, para intercambiar con otros productos Don Vicente y su hija menor Jesusa contentos empezaron a hacer el “Trueque” el charqui por el maíz, el chuño por las frutas y entre otros. Don Vicente y su hija empezaron a empacaron y alistar la sus llamas cada uno con sus respectivas cargar para el retorno de viaje, esta vez de Cusco a Lampa respectivamente a su comunidad. En el trayecto de retorno se juntaron con otros viajeros y viajeras , se mostró con cierta tranquilidad hasta, que llegaron a la Ciudad Urcos, acompañado con otras personas desde ese punto cada uno se retiró pon su ruta, mientras, mientras don Vicente y su hija Jesusa, regresaban solos arreando sus llamas ya que el viaje era largo de días y noches fue así que la noche se les venía, Jesusa su hija menor se quejaba diciendo que ya no tenía fuerzas para seguir y que quería dormir. Don Vicente observo una choza a lo largo del camino y llegando allí, era una choza sin importar su apariencia empezó a descargar de las llamas los costales de productos y luego los amarro a las llamas junto a la choza, después don Vicente empezó a cocinar en aquella Choza. Don Vicente de repente tuvo un mal presentimiento, porque la Choza se encontraba en un lugar donde no existía ninguna casa ni choza y estaba abandonada, después encontró paja y se dio cuenta como si alguien se había revolcado, la noche se fuel tornando mas oscuro, le dio de cenar su hija Jesusa, y con la paja le creo una camita para que pudiera descansar y menciono que él se dormiría mas rato. Salió de choza don Vicente y se miró a fuera por todas partes y sorpresivamente vio un venado a cierta distancia que saltaba de un lado a otro lado no solo eso que aparecía de repente en minutos en las rocas hacia movimientos extraños que se podía ver por la iluminación de la luna que era muy tenue. Don Vicente sorprendido del venado, pensó que era mejor amarrar a la llamas junto a la choza y a la llama mas grande amarrar junto a la puerta de la choza ya que era una de las llamas que era guía para los demás camélidos, don Vicente entro a la choza ya que la choza no tenia puerta, se dispuso a tapar con una lliclla la puerta de la choza, cojio un poco de paja para hacer una cruz de dicha paja, así mismo saco su peine , el espejo y el látigo darse una pestañeada junto a su hija menor Jesusa ya que ellas estaba durmiendo. Repentinamente y escucho una voz estremecedor que decía que decía, ¡quien está en mi casa! Se olía un olor a azufre, y arreaba a las llamas, pero los animales hacían unos gemidos muy extraños que jamar había escuchado en su vida, y seguía repitiendo una voz con cierto grito espantoso,. Don Vicente su cuerpo de repente empezó a temblar de repente, y pensó que era el condenado, que los viajeros siempre hablaban que en ciertas hora aparecían, y su sospecha era cierto de que se trataba del condenado.por que se notaba por la rendija de la puerta que se acercaba mas, se le notaba que de la cabeza sobre salía unos cuernos, y con el reflejo de la luna se podía divisar su rostro era horrible espantoso. Don Vicente empezó a rezar mientras rezaba, picchaba su coca, fumaba y tomaba su alcohol sin hacer ruido. De repente las llamas empezaron a pararse y se acercaron a la puerta de la choza, la llama mas grande se posesiono en la misma puerta se sentó poniendo su trasero en toda la puerta prácticamente tapando toda la puerta, como si este animal protegiera a su dueño, lanzado escopetazos lo mismo hicieron las de mas llamas, no le dejaban pasar la puerta al condenado estas llamas. El condenado insistía con entrar a la choza. Don Vicente rezaba y pedían que no despertara su hija menor. Pero la niña estaba en un sueño muy profundo sin imaginar lo que estaba pasando su papá, don Vicente siempre llebava consiguo una biblia agarro esa biblia empezó a rezar y rezar. Al no dejarle entrar a la choza las llams el condenado empezó a gritar, era un grito de ultratumba. Al condenado no le quedo otra idea que subir al techo, y nuevamente hablo fuera de mi casa, don Vicente asustado decía se va entrar por el techo ya que el condenado rasgaba las pajas del techo para poder entrar por allí, paraban las horas de la noche, sin imaginarlo se escuchó a lo lejos el canto de un gallo, y el condenado lanzo un grito estremecedor diciendo ¡quien se quedó en mi casa!, nuevamente se escucho el canto de un gallo, y otro tres veces el canto del gallo, su hija jesusa para su suerte de don Vicente no escucho nada de los ruidos ni lo que pasaba su papaá, de repente se convirtió en silencio, la llama se levantó de la puerta. Don Vicente al ver que no había nada de ruido, aun tenia su puerto tembloroso de tanto susto de aquel condenado, entre susto salió a mirar con su vela y no vio nada, sin pensarlo dos veces empezó a cargar a sus llamas los productos ya que empezaba a amanecer. Sin dormir aquella noche. Con los ojos rojizos y a un asustado empezó a ser despertar a su hija de su sueño profundo, la niña entre sueños empezó a despertar, preguntándole a su papá, pero papá es muy madrugada. Don Vicente le contesto que era muy mucho mejor viajar de madrugada de retorno a casa, así partieron ya amanecía mas y encontró una carretera en medio de un barranco y se escuchó el sonido de una campanilla, paso el camino y apareció un perro, que se acercaba a la niña, pero. Don Vicente siempre botaba al animal, pero este perro no tenia cara de perro, después de un rato subió a un cerro, miro don Vicente y vaya sorpresa que lo venia siguiendo. Don Vicente agarro su látigo y lo empezó a chicotear la perro, diciéndole que por que le seguía, que sete se había convertido en un condenado, le grito don Vicente diciendo fuera fuera yo no soy igual que tú condenado yó no camino tu destino yo soy un cristiano y no soy un condenado entre látigos y látigos . este perro desapareció, su hija empezó a llorar diciendo papá quiero llegar a casa de mi mamá , don Vicente le abrazo muy fuerte a su hija y prosiguieron con su viaje , llegando a su destino a Lampa naturalmente a su comunidad de Ceja Miraflores. Y desde ese día don Vicente jamás viajo solo. Siempre con compañía de otras personas.

Испанский

El viajero lampeño. Había una vez un abuelo llamado. Vicente Cari, que vivió en la comunidad ceja Miraflores, perteneciente a nuestra provincia de Lampa, en aquellos tiempos no existía medios de transporte, por lo que las persona se trasladaban largas distancia como a otros departamentos, que para llegar a su destino demoraban semanas y meses , por lo que viajaban solo a pie con sus llamas llevando cargas de productos tales como el charqui,el chuño, la quinua, la cañihua y entre otros, para su intercambio de otros productos, como el maíz y las frutas, , a lo que ellos llamaban (el trueque). Don Vicente en ese entonces tenía la necesidad de hacer un largo viaje por lo que busco viajeros a ls ciudad del Cusco, en que a algunos pobladores de la comunidad y del pueblo de Lampa les preguntaba, que si alguien viajaría hacia cusco, para poder acompañar, para su suerte no había nadie quien viajara a dicho lugar en ese entonces, y al pasar las horas no puedo encontrar a nadie. Por lo que don Vicente Cari, se dijo así mismo ¡iré con mi hija menor Jesusa! Para que me haga compañía en todo el trayecto y de paso me ayudara a arrear las llamas, para entonces la hija menor solo tenía tan solamente 7 añitos, fue a su casa y le dijo a su esposa sobre su plan del viaje y compañía, su esposa le contesto con cierta tristeza que tuviera mucho cuidado en el trayecto del viaje. Don Vicente, lo tuvo en cuenta y se alisto, y su esposa le preparó su fiambre “cañihuaco” cigarro, coca, alcohol y su látigo, así mismo peino y espejo porque se decía que en esos tiempos siempre los viajeros encontraban con sorpresas nada deseables, sin más escuchar otras cosas a su esposa se marcharon camino al Cusco con su hija menor Jesusa, llevando consigo varias llamas cada uno de estos animales llevaban en su lomo carga de productos para su intercambio. En el trayecto de lampa a Cusco caminaban tranquilos y a medio camino se encontraban con personas, y se hacían compañía hacia Cusco,. Al llegar a los pies del cerro Ausangate, don Vicente no se preocupó porque estaba con otro viajero más, ya que este cerro tiene cierta fama de que existe los llamados “condenados” personas que se condenaron después de muertos, y que viven en este cerro estaos condenados, don Vicente saco su cigarro y fumo, tomo su alcohol y siguió su ruta, por lo que sus acompañantes también hicieron lo mismo. Muchas veces su hija menor de don Vicente se quedaba dormida en el trayecto, cargándola en su atado en el hombro don Vicente, ya que el viaje era días y noches don Vicente y los demás viajeros se quedaban a dormir todos juntos con sus animales pasando las noches sin novedad. Don Vicente era una persona muy bueno y amable, por lo que llegaron tranquilos a la Ciudad del Cusco siempre con su hija menor Jesusa. La niña por naturaleza inquieta por ver otras personas de otros lugares y las casas aun un rústicos en su construcción, Jesusa le parecía sorprenderse de la ciudad del Cusco. Y así se separaron de los demás acompañantes, cada uno por su lado. Don Vicente y su hijita empezaron a amarrar a las llamas en una esquina de la plaza del Cusco, para que no se pierdan, descargando los productos que habían traído desde lampa, para intercambiar con otros productos Don Vicente y su hija menor Jesusa contentos empezaron a hacer el “Trueque” el charqui por el maíz, el chuño por las frutas y entre otros. Don Vicente y su hija empezaron a empacaron y alistar la sus llamas cada uno con sus respectivas cargar para el retorno de viaje, esta vez de Cusco a Lampa respectivamente a su comunidad. En el trayecto de retorno se juntaron con otros viajeros y viajeras , se mostró con cierta tranquilidad hasta, que llegaron a la Ciudad Urcos, acompañado con otras personas desde ese punto cada uno se retiró pon su ruta, mientras, mientras don Vicente y su hija Jesusa, regresaban solos arreando sus llamas ya que el viaje era largo de días y noches fue así que la noche se les venía, Jesusa su hija menor se quejaba diciendo que ya no tenía fuerzas para seguir y que quería dormir. Don Vicente observo una choza a lo largo del camino y llegando allí, era una choza sin importar su apariencia empezó a descargar de las llamas los costales de productos y luego los amarro a las llamas junto a la choza, después don Vicente empezó a cocinar en aquella Choza. Don Vicente de repente tuvo un mal presentimiento, porque la Choza se encontraba en un lugar donde no existía ninguna casa ni choza y estaba abandonada, después encontró paja y se dio cuenta como si alguien se había revolcado, la noche se fuel tornando mas oscuro, le dio de cenar su hija Jesusa, y con la paja le creo una camita para que pudiera descansar y menciono que él se dormiría mas rato. Salió de choza don Vicente y se miró a fuera por todas partes y sorpresivamente vio un venado a cierta distancia que saltaba de un lado a otro lado no solo eso que aparecía de repente en minutos en las rocas hacia movimientos extraños que se podía ver por la iluminación de la luna que era muy tenue. Don Vicente sorprendido del venado, pensó que era mejor amarrar a la llamas junto a la choza y a la llama mas grande amarrar junto a la puerta de la choza ya que era una de las llamas que era guía para los demás camélidos, don Vicente entro a la choza ya que la choza no tenia puerta, se dispuso a tapar con una lliclla la puerta de la choza, cojio un poco de paja para hacer una cruz de dicha paja, así mismo saco su peine , el espejo y el látigo darse una pestañeada junto a su hija menor Jesusa ya que ellas estaba durmiendo. Repentinamente y escucho una voz estremecedor que decía que decía, ¡quien está en mi casa! Se olía un olor a azufre, y arreaba a las llamas, pero los animales hacían unos gemidos muy extraños que jamar había escuchado en su vida, y seguía repitiendo una voz con cierto grito espantoso,. Don Vicente su cuerpo de repente empezó a temblar de repente, y pensó que era el condenado, que los viajeros siempre hablaban que en ciertas hora aparecían, y su sospecha era cierto de que se trataba del condenado.por que se notaba por la rendija de la puerta que se acercaba mas, se le notaba que de la cabeza sobre salía unos cuernos, y con el reflejo de la luna se podía divisar su rostro era horrible espantoso. Don Vicente empezó a rezar mientras rezaba, picchaba su coca, fumaba y tomaba su alcohol sin hacer ruido. De repente las llamas empezaron a pararse y se acercaron a la puerta de la choza, la llama mas grande se posesiono en la misma puerta se sentó poniendo su trasero en toda la puerta prácticamente tapando toda la puerta, como si este animal protegiera a su dueño, lanzado escopetazos lo mismo hicieron las de mas llamas, no le dejaban pasar la puerta al condenado estas llamas. El condenado insistía con entrar a la choza. Don Vicente rezaba y pedían que no despertara su hija menor. Pero la niña estaba en un sueño muy profundo sin imaginar lo que estaba pasando su papá, don Vicente siempre llebava consiguo una biblia agarro esa biblia empezó a rezar y rezar. Al no dejarle entrar a la choza las llams el condenado empezó a gritar, era un grito de ultratumba. Al condenado no le quedo otra idea que subir al techo, y nuevamente hablo fuera de mi casa, don Vicente asustado decía se va entrar por el techo ya que el condenado rasgaba las pajas del techo para poder entrar por allí, paraban las horas de la noche, sin imaginarlo se escuchó a lo lejos el canto de un gallo, y el condenado lanzo un grito estremecedor diciendo ¡quien se quedó en mi casa!, nuevamente se escucho el canto de un gallo, y otro tres veces el canto del gallo, su hija jesusa para su suerte de don Vicente no escucho nada de los ruidos ni lo que pasaba su papaá, de repente se convirtió en silencio, la llama se levantó de la puerta. Don Vicente al ver que no había nada de ruido, aun tenia su puerto tembloroso de tanto susto de aquel condenado, entre susto salió a mirar con su vela y no vio nada, sin pensarlo dos veces empezó a cargar a sus llamas los productos ya que empezaba a amanecer. Sin dormir aquella noche. Con los ojos rojizos y a un asustado empezó a ser despertar a su hija de su sueño profundo, la niña entre sueños empezó a despertar, preguntándole a su papá, pero papá es muy madrugada. Don Vicente le contesto que era muy mucho mejor viajar de madrugada de retorno a casa, así partieron ya amanecía mas y encontró una carretera en medio de un barranco y se escuchó el sonido de una campanilla, paso el camino y apareció un perro, que se acercaba a la niña, pero. Don Vicente siempre botaba al animal, pero este perro no tenia cara de perro, después de un rato subió a un cerro, miro don Vicente y vaya sorpresa que lo venia siguiendo. Don Vicente agarro su látigo y lo empezó a chicotear la perro, diciéndole que por que le seguía, que sete se había convertido en un condenado, le grito don Vicente diciendo fuera fuera yo no soy igual que tú condenado yó no camino tu destino yo soy un cristiano y no soy un condenado entre látigos y látigos . este perro desapareció, su hija empezó a llorar diciendo papá quiero llegar a casa de mi mamá , don Vicente le abrazo muy fuerte a su hija y prosiguieron con su viaje , llegando a su destino a Lampa naturalmente a su comunidad de Ceja Miraflores. Y desde ese día don Vicente jamás viajo solo. Siempre con compañía de otras personas.

Последнее обновление: 2020-10-20
Частота использования: 1
Качество:

Источник: Анонимно

Кечуа

Un viejo león tenía los dientes y garras tan gastados que ya no le resultaba fácil conseguir alimentos. Sin más que hacer, fingió estar enfermo. Luego, se encargó de avisar a todos los animales vecinos acerca de su pobre estado de salud y se acostó en su cueva a esperar sus visitas. Cuando los animales se presentaban a ofrecerle su simpatía, él los devoraba de un solo bocado. La zorra también acudió a visitarlo, pero ella era muy astuta. Estando a una distancia segura de la cueva, le preguntó cortésmente al león cómo se encontraba de salud. El león respondió que estaba muy enfermo y le pidió que entrara por un momento. Pero la zorra se quedó afuera, agradeciendo al león por la amable invitación: —Me encantaría poder hacer lo que me pides — dijo la zorra—, pero veo que hay muchas huellas de los que entran a tu cueva y ninguna de los que salen. Por favor, dime, ¿cómo encuentran tus visitantes la salida? El león no dijo nada, pero la astuta zorra tampoco se quedó a esperar la respuesta y así evitó ser devorada.

Испанский

Последнее обновление: 2020-08-06
Частота использования: 1
Качество:

Источник: Анонимно

Кечуа

El papel y la tinta habia una hoja de papel sobre una mesa junto a otras hojas iguales a ella cuando una pluma bañada en negrisina tinta la mancho completa y la llenó de palabras ¿no podrias haberne ahorrado esta humillación? Dijo enojada la hoja de papel a la tinta "tu metro infernal me ha arruinado para siempre. No te he estudiado repuso la tinta te eh visto de palabras desde ahora ya no eres una hoja papel sino un mensaje custodias el pensamientos del hombre te has convertido en algo prec

Испанский

Последнее обновление: 2020-06-13
Частота использования: 1
Качество:

Источник: Анонимно
Предупреждение: Содержит скрытое HTML-форматирование

Кечуа

La gata el perro y el loro Cierta vez habian una gata llamada ninfa y un perro llamado tobie. Ellos vivian en total armonia con sus amos Ambos eran muy buenos amigos y buenas mascotas Hasta q un dia sus dueños trajeron otra mascota este era un loro llamado lorenzo q no le gustaba bañarse, mientras ninfa y tobie eran puntuales con sus baños y aseo personal lorenzo era todo lo contrario Hasta q un dia artos de q solo ensuciara y no se aseara tobie decidio hablar con él y le dijo: TOBIE: Lorenzo por q no te bañas?? LORENZO: Por q le hace daño a mis plumas y tengo frio. -asi le respondio en tono altanero y amenazante entonces ninfa propuso: NINFA: Por q no le bañamos sin q se de cuenta mientras duerme por q ya no soporto su olor. Ponemos un balde de agua sobre su jaula y como yo trepo hago q el agua caiga sobre lorenzo. TOBIE: sta bien haremos eso Asi se pusieron a andar su plan de bañar al loro al anochecer. Pero cual fue su sorpresa q lorenzo habia escuchado toda la conversacion y se hizo el dormido Y llegado el momento el loro esquivo el algua y termino bañandose tobie q estaba abajo No habia forma de bañar a lorenzo Pasaron los dias y se puso enfermo La causa fue q obtuvo la enfermedad por no bañarse pero pronto se recupero despues de unos buenos baños y de paso mejoro la relacion con ninfa y tobie y vivieron en armonia limpios, aseados y felices ....... Moraleja: Si sano quieres estar, buen aseo debes de tener.

Испанский

Последнее обновление: 2020-05-15
Частота использования: 1
Качество:

Источник: Анонимно

Получите качественный перевод благодаря усилиям
4,401,923,520 пользователей

Сейчас пользователи ищут:



Для Вашего удобства мы используем файлы cookie. Факт перехода на данный сайт подтверждает Ваше согласие на использование cookies. Подробнее. OK